Doctrinas de la Gracia

Doctrinas de la Gracia   (Haga click en el enlace para abrir el documento)

D—DEPRAVACIÓN TOTAL (T – Total Depravity) El hombre (debido a la Caída y después de ella) es un ser totalmente depravado o corrupto; es incapaz de hacer nada para lograr su propia salvación. El punto de vista opuesto es que, ya que el hombre es responsable ante Dios de arrepentirse y creer el evangelio, debe, por consiguiente, ser capaz de hacerlo.
E—ELECCIÓN INCONDICIONAL (U – Unconditional Election) Dios, desde la eternidad, escogió incondicionalmente para salvación a algunos de entre la masa de hombres pecadores. Hizo esto no porque previó que creerían al evangelio cuando les fuera ofrecido, sino por su propio amor y el propósito de glorificarse a sí mismo en la salvación de aquellos a quienes escogió libre e incondicionalmente. El punto de vista opuesto es que la elección de Dios es condicional, que previó quiénes creerían el evangelio y que, basándose en esto, escogió a los mismos para ser herederos de la vida eterna.
E—EXPIACIÓN LIMITADA (L – Limited Atonement) Cristo, al sacrificarse en la cruz, cargó con los pecados de aquellos a quienes Dios había escogido incondicionalmente para vida eterna y, de hecho, asegurando así la salvación de aquellos por quienes murió. Por lo tanto, su expiación se limita a ellos. El otro punto de vista es que Cristo se sacrificó a sí mismo para hacer posible que cada ser humano sea salvo quitando todos los obstáculos que impiden que el hombre reciba la vida eterna si cree en Cristo.
G—GRACIA IRRESISTIBLE (I – Irresistible Grace) La gracia de Dios es irresistible para los escogidos (aquellos por quienes murió Cristo), y el propósito de elección de Dios y los beneficios de la obra salvadora de Cristo les será aplicada eficazmente por el Espíritu Santo de modo que sean regenerados y crean el evangelio. El punto de vista opuesto es que la gracia de Dios puede ser resistida por todos y que recibirla se basa no sólo en la obra del Espíritu Santo sino también en la colaboración del hombre al recibir la gracia de Dios con fe.
P—PERSEVERANCIA DE LOS SANTOS (P – Perseverance of the Saints) Los que Dios ha escogido, por quienes murió Cristo, que han sido regenerados por el Espíritu Santo, serán preservados por el poder de Dios, perseverarán en la fe hasta el fin y serán salvos.